El Incontinente de Oro

Este artículo bien podría haberse titulado:

"La paja en el ojo ajeno"

O también...

"La máquina de decir estupideces"

Y en ambos casos tendría por destinatarios de tales titulares a los ¿periodistas? Eduardo Feinmann y Oscar González Oro, "El Negro Oro" como se le conoce.

Estos dos p... p... p... papanatas (iba a decir otra cosa pero bueh) se la pasaron en la radio riéndose en "monólogo de dos" (y lo digo así porque daba lo mismo de que cavidad bucal surgían las voces ya que ambas decían las mismas burradas) del presidente venezolano Hugo Chávez.

Que piensan totalmente distinto, los papanatas y Chávez, no hace falta aclararlo.

Pero darle palos sin razón, largo y tendido, a quien está en las Antípodas redunda en un recurso cercano a la estupidez.

Yo al menos me pongo a pensar que si una persona está visiblemente ensañada con otra y machaca y machaca casi constantemente sobre esta, siempre despotricando y dando argumentos en desmedro terminaré por formularme algunas preguntas...

¿Por qué dedica tanto tiempo en criticar a quien le parece tan absurdo?

¿No será que su trascendencia lo molesta en demasía y le provoca una llaga abierta que no deja de sangrar?

Algo parecido a Mario Pergolini dándole palo a Marcelo Tinelli.

Si Pergolini y su troupe son tan inteligentes y les parece a ellos que Tinelli y la suya son tan burdos, básicos y chabacanos...

¿Por qué dedicaba Pergolini el 80% de su programa televisivo a hablar mal de Tinelli?

Tinelli en cambio, no dedicaba mas de cinco segundos en dirigirse al 'Ex-Pibe Rebelde de la Radio y la TV'.

Aclaro que la audiencia que le dediqué a Tinelli ha sido tan cíclica como sus programas. O sea, lo ví y dejé de ver tantas veces como su programa cambió de orientación, rubro y rumbo.

No es posible no haber visto nunca un programa de el si hace quince años que es el "Dueño del Rating" de la TV argentina.

En cambio sí miraba siempre a CQC, el programa inteligente, mordaz y transgresor de Pergolini y sus secuaces.

Hasta que se transformó, como dije antes, en un 'Ciclo Anti-Tinelli' y allí dejé de darle de comer.

No por hacer causa común con Tinelli, que realmente no me preocupa si un día desaparece de la TV, sino porque no me interesaba ese tipo de programa.

En fin...

Volviendo a los papanatas de Feinmann y González Oro...

Tildaban en la radio a Hugo Chávez de "verborrágico" y lo acusaban de "incontinencia verbal"...

¿Ellos? Sí, ellos.

Que no paran un segundo de decir estupideces.

Hablo del mismo Feinmann que habló bien de Ibarra luego de Cromañón.

Del mismo Feinmann que espetó: "-Soy lesbiano..."

Hablo del mismísimo González Oro que, muy contrariado y en actitud xenófoba, disertó preocupado acerca de si un aborígen tendría aptitudes y conociemientos para gobernar un país, cuando Evo Morales se postulaba a la presidencia del suyo.

Este González Oro que, paradójicamente, se apoda "Negro"...



Estos "gaznápiros con vocabulario adquirido" que no paran de decir incongruencias y rayan muchas veces en la necedad, la xenofobia y el fascismo no pueden tildar a nadie de "incontinencia verbal"...

Que Hugo Chávez habla hasta por los codos no es ninguna novedad.

Debería criticar ésa condición quien habla poco, y justo.

Y no estos dos tipos.

Pero la cosa no queda ahí sino que este 'dúo tragicómico' fue mas lejos aún.

Y como aquél que no sabe mas que decir, y ávido en su afán de seguir sepultando al destinatario de su verborragia, agregaron que (y atájense porque esto no tiene desperdicio)...

"-...el que tiene incontinencia verbal es eyaculador precoz..."

Huelgan mas comentarios ¿verdad?


Ir a la web del autor --> KO12

0 comentarios: