Programas infantiles


Sintonizando la TV en los canales para chicos, tratando de tranquilizar a mi pequeño hijo y viendo si se entretenía con algo distinto que mi cara haciendo morisquetas, me encontré los últimos días con una variedad de programas infantiles increíble.

Sorprendentemente para mi, desconocedor absoluto de este rubro, noté que la gran mayoría de los programas tenían su lado didáctico.

Así encontré algunos que cada vez que incorporaban una nueva palabra al vocabulario hacían sonar un instrumento de viento y aplicaban luego el vocablo en distintas situaciones, otros que demostraban la importancia de compartir y otros valores, otros que enseñaban que ganar es menos importante que competir lealmente, etc. etc. etc.

Por estos días, que me tocó estar en casa al cuidado de mi primogénito, estuve muy concentrado en estos programas y calculando lo educativos que resultarán en unos meses, cuando sea un poquito mas grande.



Pero con el correr del calendario (que tampoco fueron tantos días sino una semanita) me surgió un interrogante: Estos programas son fantásticos pero... ¿Para quién?

¡Para nosotros los padres claro! ¿Y los niños qué?

Creo que unos pocos programas educativos y didácticos están bien. Mejor dicho, muy bien... ¡Pero no todos!

Recordé inmediatamente los programas infantiles de mi infancia. El Pájaro Loco, Bugs Bunny, el Pato Lucas, las Looney Tunes, los Picapiedras, los Super-Héroes de la Marvel, los de la DC Comics, Tom & Jerry, Pulgoso, los Osos Montañeses, el Lagarto Juancho, el Pulpo Manotas, el Inspector Ardilla, los Autos Locos... ¡Pura diversión!

Sin olvidar el humor inteligente de La Pantera Rosa y El Inspector (no Gadget sino el francés que tenía al barcelonés Dodó como lugarteniente).

¿Qué resultaría mejor? ¿La visualización de aquellos o de estos?

Por suerte parece que hay en la TV otra señal, Boomerang, que pasa aquellas viejas glorias. Iremos mechando entre lo nuevo y lo viejo ya que los nuevos solos, aburren...


Ir a la web del autor --> KO12

0 comentarios: