Big Brother is watching you!

El término, si se le puede llamar 'término' a este tándem de adjetivo-sustantivo, "Big Brother" fue creado por el escritor británico George Orwell para su novela futurista "1984", escrita en 1948.

"1984" es el año de un sistema totalitario mundial, máquina social sempiterna de arrasar identidades que se yergue invencible. Pero también es cuando su personaje Winston comienza a escribir su historia, a balbucear su rebeldía, a reconstruir el pasado, el presente y el futuro. El buscará una salida "-...donde no hay oscuridad..."

Esta novela fue casi un ataque directo a la U.R.S.S. y el nombre del personaje, The Big Brother, se utiliza siempre para referirse a gobiernos autoritarios o que vigilan a su ciudadanía en exceso y controlan la información producida y dirigida desde y hacia su población.

Con la aparición, de un buen tiempo a esta parte, del programa televisivo que lleva el mismo nombre, Big Brother o Gran Hermano, la expresión (o término como dijera antes) se popularizó y mucho, aunque no siempre para referirse a lo mismo para lo que se la utilizaba antes.



Dos décadas después (de "1984" me refiero) la "profecía" de Orwell toma un extraño giro y, paradójicamente, la coerción totalitaria reflejada en la novela del británico resulta menos influyente en los ciudadanos que el programa televisivo en cuestión, cuya influencia dista mucho de ser benigna.

Es llamativo el éxito mundial de este programa que se basa, ni mas ni menos, en la degradación de sus participantes.

Sus vidas privadas son expuestas, espiadas y discutidas por millones de personas, dejando secuelas psicológicas por el resto de sus vidas (ya carentes de privacidad).

El programa televisivo va mas allá de la novela de Orwell permitiendo a cada televidente transformarse en aquel dictador omnipresente que suponía el "Big Brother".

"Gran Hermano", el programa de TV, propone un orden social en que lo normal es que "se excluya a los demás", ofreciéndonos un lugar de privilegio en la sociedad excluyente y excluídora.

¿Qué hace un televidente cuando asume rol protagónico en la exclusión de los participantes decidiendo quién debe ser expulsado?

No hace otra cosa que identificarse con la "ideología del poderoso" banalizando la exclusión social y sentándose a la mesa de la "Velada de Gala" (léase "Velada de Exclusión"), ocupando un lugar mas de ella con su smoking imaginario, ya que "Big Brother" lo hizo partícipe de este juicio sin fiscales ni jurado.

Mediante el programa, el televidente se identifica inmediatamente con el "agresor" en esta colaboración enfermiza tendiente a reprimir, castigar y anular cualquier acción contestataria.

Por eso digo que su efecto es superior al del Big Brother original, el de Orwell.

Aquél era el poder mismo con forma de dictador omnipresente.

En este, el poder se vale de idiotas útiles impostados en verdugos pero que al final de cuentas son tan prescindibles como sus víctimas.


Ir a la web del autor --> KO12

1 comentarios:

Leandro De Argentina dijo...

YO CREO EN UN PROGRAMA LLAMADO GRAN HERMANO O BIG BROTHER, ES DE LA NOVELA DE 1984, Y JUSTAMENTE NACI YO.

PERO HAY QUE DECIR LO QUE DIGO YO,
QUE EN 1984, O MIL NOVECIENTOS OCHENTA CUATRO, NACI YO, PERO MI CUMPLE ES 13 11 2010 CUMPLE YA 26 AÑOS Y NACI EL 13 11 1984