El molesto veranito porteño



El 2007 terminó a toda vela si hablamos de temperatura. O el 2008 arrancó con tutti. O las dos cosas.

Lo cierto es que en Buenos Aires el calor está castigando durísimo a los porteños.

Y no solo el calor...

Como en todos los años hay que soportar los innumerables cortes de luz y todo lo que estos conllevan.

No hay luz y no hay aire acondicionado, ventiladores, freezer, heladera, etc. etc...

Entonces uno se muere de calor, pierde alimentos refrigerados, se pierde su programa favorito, deja de escribir en sus blogs o de debatir en los foros, etc. etc...

Pero en el trabajo siempre hay luz. La luz sólo se corta en nuestras casas, pierdan cuidado.

Además, esto no es todo y tampoco resulta lo mas grave.

¡Que también falta el agua en nuestro bendito Buenos Aires!

Menos mal que somos animales duros los porteños...

En realidad tenemos el cuero curtido ya con tantos años de 'manoseo' por parte de los distintos gobiernos y, desde las privatizaciones a esta parte, de las empresas de servicios todas.

Lo del agua ya toma ribetes dantescos. Pasarla sin luz y sin agua con 38° y 39° (celsius) necesariamente tiene que hacer mella en cualquier persona.

Pero tampoco nos quejemos de llenos, decimos ahora evocando el viejo dicho que dice que "-...siempre hay alguien que está peor que uno...", y recordemos que hace poquísimos días hubo muchos porteños que recibieron el año en estas condiciones.

¿Se imaginan festejar la Navidad o recibir el año sin luz y/o sin agua?

Yo, y seguramente muchos porteños mas, sí.

¡Porque ya me ha tocado! Y mas de una vez...

Resulta una situación verdaderamente desoladora tener preparados todos los manjares con que uno come hasta reventar en las fiestas y no tener luz.

Lo que debe estar frío está caliente, y al revés. Porque nadie se pone a cocinar nada sin luz y sin artefactos de refrigeración.

La oscuridad nos pone reflexivos y sólo se nos ocurren pensamientos tan pesimistas como banales...

¿Y el helado? No, mejor que vayamos haciéndonos a la idea de que estará todo derretido y no se podrá comer.

¿Y el champán? Olvidemonos del brindis porque va a estar caliente e intomable.

¿Y toda la comida que está en el freezer? Habrá que tirarla porque se cortó la cadena de frío.

Y así toda la noche, no exenta de alguna rencilla...

¿Esta es la última vela? Y si, si quien debía comprarlas no las compró... Uff.

Cualquier excusa es válida para pelear un día de fiesta sin luz ni agua. O para deprimirse sino.

"-...es que el calor pone a uno loco..." se escuchará luego y a modo de explicación por las actitudes adoptadas.

También habrá amenazas hacia las empresas de servicio.

"-...Mañana mismo voy a la sede de Edesur (o Edenor para la parte norte) y me van a escuchar. Me van a tener que pagar los dos pecetos del freezer como mínimo... Y si no me dan bola, una carta documento directamente. Ya van a ver estos..."

Pero porteños somos y toda esa efervescencia se diluye al otro día en que volvemos a tener agua y luz. Estamos acustumbrados, como dije, al pisoteo.

Y nos siguen pisoteando porque lo permitimos, pero eso ya es tema de otro artículo.

Volviendo al otro día, aquel en que la luz invadió con 205/210 voltios (nunca 220 como debería) nuestros hogares.

Prendemos el aire acondicionado "a todo lo que da" y no movemos el culo para nada. No salimos "ni a espiar".

Y todo pasará entonces por "desinformarse con los informativos" para ver cuál es la temperatura reinante y si hay que subir o bajar el control del aire, o apagarlo.

Entonces vemos el canal "TN" y nos dice que hay 36°. "C5N" indica que la temperatura es de 38°. "Canal 26", 34° y "Crónica TV" 37°...

Bueno, en cualquiera de estos casos la temperatura es elevadísima así que no se generará desinformación aunque la haya.

Pero a la noche, cuando baja la temperatura si es que lo hace, la desinformación sí se hace carne y nos pone en la duda existencial de decidir qué hacer con el control climático de nuestra casa.

La diferencia ahora entre los cuatro informativos va desde los 20° a los 29°... ¡Cómo puede ser!

Y esto no es nada en comparación con la ilusoria "sensación térmica"... Siempre puse en duda su existencia.

Para mi es un invento de algunos que se ven beneficiados con esto de una temperatura mas extrema. En invierno está unos grados por debajo y en verano por encima.

¿Qué es la sensación térmica? "-...lo que el cuerpo siente..." se escucha por ahí.

¡Entonces hay tantas "sensaciones térmicas como cuerpos" viejo!

Porque cada uno padece los cambios climáticos de diferente manera, ¿o no?

La cuestión es que 'la térmica' superó estos días los 41° y "se acerca al récord histórico"...

Apuesto cualquier cosa a que este verano lo pasa. No porque crea yo que verdaderamente habrá mayor temperatura histórica. Sino que estoy seguro que quienes "manejan" la térmica "la harán subir y batirán el récord".

¿Les darán un premio o algo?

Tras cartón, vamos al cajero y... ¡No hay dinero!

Con tanto feriado, asueto, vacaciones, etc. etc... No hubo bancos y nadie tomó la previsión de "llenar" los cajeros con mas circulante.

¿Pero cómo? ¿No pasa todos los años lo mismo? Y si, pero "no se puede" hacer nada al respecto.

Es que las aseguradoras cubren hasta cierta cantidad de dinero, que es la prevista para un fin de semana normal, "de mitad de año" digamos.

¿Y si son cinco los días sin banco y además se trata de las fechas en que la gente mas dinero necesita?

"-No hay solución..."

Frase repetida para muchas situaciones históricas a las que solemos enfrentarnos por el Río de la Plata...

Encima que debemos padecer otras incordiantes situaciones como la del horario.

Es que el 30 de diciembre del pasado 2007 a las 0:00 tuvimos que adelantar una hora nuestros relojes.

¿Para qué? se preguntará algún foráneo. Para ahorrar energía vea usted.

Entonces ya ni se puede preguntar la hora porque la gente anda mareada. Y aclara, por las dudas. "-...son las 21. Las 20 bah, por eso es de día todavía y hace tanto calor..."

¡Claro! ¡Ahora me explico yo todo! Resulta que en realidad no hace tanto calor sino que todo esto es producto del adelantamiento horario...

¿¡Eh!?


Es que el calor ya me hace delirar y escribo cualquier cosa. Debe ser por la hora también... ¿Que qué hora es? ¡Qué se yo!

La cuestión es que nos afanaron una horita. No veo la hora de que la devuelvan. Y no me vengan que como el año es bisiesto terminamos ganando 23 horas porque no me lo trago así de fácil.

En fin. Calor agobiante, sensación térmica que inevitablemente batirá récords, desbarajuste horario, falta de luz, falta de agua, cajeros sin dinero...

¡Qué veranito señores!


Ir a la web del autor --> KO12

0 comentarios: