"-Todo liso viejita..."


Últimamente me estoy topando -en distintos ámbitos- con personas que tienen cierta capacidad, tendencia y hasta necesidad de contar las cosas in crescendo.

De forma que lo que arranca con un simple "-La verdad es que no ocurrió nada importante durante tu ausencia..." continúa con novedades de lo mas relevantes, inverosímiles y hasta trágicas...

No termino de dilucidar si lo hacen para no generarle un shock a quien le cuentan, si tienen miedo de las diferentes formas en que pueda reaccionar quien escucha, si simplemente son "vuelteros", o si directamente disfrutan haciendo sufrir de alguna manera al receptor de las noticias con esto de "el poquito a poco"...

¿No se dan cuenta? ¿Es una práctica consciente? En cualquiera de los casos, es una práctica que me enerva sobremanera...

Y me hace acordar a esta milonga. Escuchen:
Boomp3.com




9 comentarios:

unServidor dijo...

Para mí se van dando cuenta a medida que cuentan, como esas parejas que discuten y a la hora están haciendo el amor...

Gente que vive en presente, pero fuera de sincro...

El Gaucho Santillán dijo...

"Quedate tranquilo...pero".

"No te asustès, no pasò nada, pero.....".


Esas me asustan màs, che. Creo que lo anterior, es para "captar al pùblico".

saludos

Apa dijo...

¡Ja! Cuando alguien dice ¡Nada, se cayó esto!

Añicos.

Mona Loca dijo...

No hay un chiste que es así?
el peón llama al patrón a las 3 de la mañana:
- Patrón, lo llamo para contarle que se murió el loro.
- Cómo! me llama para esto a las 3 de la mañana! Y como se murió?
-Asfixiado por el humo.
-Qué humo?
-El del incendio del establo, donde estaban los purasangre.
-Cómo un incendio en el establo!!!??
-Sí, es que se le pegó el fuego de la casa.

Y así.
Pero el tipo lo llamaba porque habia muerto el loro.

Fla-q dijo...

Jajajaja!
A mi tambien me hizo recordar un chiste, aquel de
-El gato está en la terraza

Nick dijo...

Hay un cuento de Ray Bradbury con esa misma idea, solo que el muerto es un perro (el incendio del establo se mantiene).

Guty dijo...

Sí, yo también creo haber leído el cuento de Bradbury.
A mi me recuerda a esas minas de los noticieros, que, con una sonrisa enorme, arrancan con un "buenos días" y siguen "cincuenta muertos en un terrible atentado en medio oriente".

Zippo dijo...

Pueda ser que , se van dando cuenta de que su relato no concentra una atención apasionada en sus interlocutores, y comienzan con un lamentable show para seguir acaparando interés, que incluye agarradas de brazo al son de la frase "pará, pará, que no oíste nada aún",un tono in crescendo,gestos ampulosos, etc.

Yo tengo un conocido así, sólo son gente que necesitan que los quieran y los admiren.Totalmente inofensivos.

Rapote dijo...

unSer:
Bueno che, pero reconciliarse está bien... ;)

Gaucho:
Es cierto. El uso de "pero" por parte de esta gente, resulta abusivo.

Apa:
Añicos, seguro. Y muy probablemente "-...se cayó solo..."

Mona:
Sí, hay unos cuantos chistes con esta temática. Y por algo será... ¡Porque estos personajes existen!

Fla-q:
Yo conozco el que quedó al cuidado de la madre y del gato y primero le dice que murió el gato "a lo bestia" y el propio tipo que recibió la noticia le dice que debió irle contando "de a poco" para prepararlo. Tipo: 1. El gato se subió a un árbol 2. El gato cayó del árbol 3. Al gato lo pisó un camión.

Y un buen día lo llama y le dice: "-Tu mamá se subió a un árbol..."

Nick:
Voy a buscarlo, no lo conocía (aunque ahora sé le final, jejeje).

Guty:
La verdad es que esas sonrisas de los conductores están bien fuera de lugar. Deberían considerar de antemano "las notas que vienen" como para ir "adaptando el rostro".

Zippo:
¡Ah no! A esos del "-¡Pará-pará!" hay que ajusticiarlos. Sobre todo los que te agarran del brazo... ¡Insoportables!

Gracias a todos por pasar y comentar,
Rapote