A tus 43, que no fueron...


Si el 19 de diciembre de 2001 no lo hubiesen bajado, hoy cumpliría 43 años.

Desde la terraza del comedor de la Escuela Nº756 de Las Flores, Claudio "Pocho" Lepratti gritó sus últimas palabras:

"-¡Bajen las armas! ¡No tiren que aquí sólo hay pibes comiendo!"

...luego, una posta de escopeta le destrozó la tráquea.

Desde entonces la leyenda que reza "Pocho Vive", o el graffitti del "Ángel de la Bicicleta", o "La Hormiga" (en referencia a su labor, que le valió también el mote de "Pochormiga") inundan la ciudad de Rosario.

El Sr. León Gieco compuso y dedicó este tema a su memoria:



22 comentarios:

Milenius dijo...

Será que estamos condenados a perder todo lo bueno? Qué pena este país, cómo duele.
Gracias por recordar. Un beso.

El Gaucho Santillán dijo...

Cuanto hace que no voy a Rosario!!

Que historia triste.

Saludos

Milenius dijo...

Me corrijo: estamos condenados a perder porque alguien impone condena de muerte a muchas cosas buenas.

Rob Rufino dijo...

Un justo homenaje para el Pocho.

Abrazo, Rob.

Abrujandra dijo...

Ay qué nudo en la garganta, qué homenaje tan acertado.

Amperio dijo...

Que no se equivoquen los compañeros, chamigo. El Pocho está más vivo que nunca. Hay muertos que no terminan de morirse nunca.

UAP, mi cuate.

Zippo dijo...

Justo es el recuerdo, justo es el camino, justo es decir que:



¡¡¡¡POCHO VIVE, CARAJO!!!!!

Rapote dijo...

Gracias a todos por pasar, comentar y sumarse al homenaje.

Saludos,
Rapote

PD: Bienvenido Rufino.

Gamar dijo...

La vida me hizo ver que los buenos se van mucho antes, se ve que con su tarea cumplida ya no necesitan seguir acá

Jqn. dijo...

Qué truncadas que están las cosas para que algunos vean una muerte heróica en una circunstancia así, cuando de por sí lo verdaderamente heróico de buenas a primeras radica en que Lepratti dedicaba su tiempo a que los chicos pudieran comer. Ejercitando su propio heroísmo, fue asesinado cobardemente (casi una reiteración, el asesinato es -la mayoría de las veces en general, esta en particular- un acto cobarde). Dichoso el día en que se pueda celebrar la vida en vez de conmemorar la muerte...

-------------------------
(Por cierto, genial la definición de "boludo sin brújula". Prometo usarla pagando el canon correspondiente al copyright)

ElFlaco dijo...

Es muy probable que todos se acuerden que la Pradon se cayo de un balcon y todavia esta vivita y coleando pero muy pocos se acordaran de esto, y lo peor de todo, para mi, que yo lo habia olvidado.
Gracias Rapote por acercanos este homenaje de un humilde angel de la bicicleta.

Jqn. dijo...

Concuerdo con lo que dice ElFlaco. Soy periodista "de rock", y conocí la historia de Pocho no por los medios, sino al leer que Gieco le había dedicado una canción. Si bien en el último tiempo, el exceso de compromiso social de Gieco me desbordó bastante, también es cierto que esa fue la manera en la que supe de esto...

karito la cordobesa dijo...

No conocía la historia (tampoco escucho mucho del nuevo Gieco), y ya estuve leyendo algunas cositas... Qué vida!

Gracias, Rapo, por acercarnos esto.

Saludos :)

IML dijo...

Se me hizo un nudo en el estomago al leer tu post. Me uno al homenaje. Saludos!

ani. dijo...

por desgracia, entre la gente buena que ha perdido su vida de modo tan indignante son más los que olvidamos que los recordados.
gracias por aportar para que Pocho no quede perdido en el montón y por despertarnos un poco.
saludos

Tomás Münzer dijo...

Siempre que escucho esa parte de la canción se me pone la piel de gallina, al leer el post también, buen homenaje, saludos.

Pablo dijo...

Se la jugó hasta el final, murio sin tener que morir pero por su causa, que era justa.
Es un recuerdo y ojala sea un mito.

Podria servir de ejemplo para muchas cosas.

Un tipo hace el bien sin mirar a quien. No pide nada. Pero si no le van a dar nada, es bueno que balas tampoco.
Porque parece que les parece que no basta con no ayudar, hay que combatir esas posiciones tambien.

Muy emocionante post rapote, y gracias por el recuerdo que no debe borrarse.

Rapote dijo...

Gamar:
Pero es una lástima porque "los buenos" no bajan los brazos y, si "no se van", en cuanto terminan una buena, empiezan otra.

JQN (1):
Un poco por ello es que hice el post en el que sería su cumpleaños en lugar del día en que lo asesinaron.
- - - - - - - - - - - -
(Primero deposite en mi cuenta y después use amigo, para eso son los registros, jeje).

Flaco:
Pero descuide que siempre -esta vez me tocó a mi- habrá alguien que tenga memoria. Por suerte para todos.

JQN (2):
Tal cual. Lo de León y su compromiso social puede ser "excesivo" para el rock, pero resulta una bocanada de aire puro para una gran parte de la sociedad que, de otra manera y con medios mas ocupados en guerras de pseudo-vedettes, no se enteraría de estas cosas.

Kar & IML: Gracias a Uds. por decir "presente", uniéndose al homenaje.

Ani:
Ocurre casi siempre. El porcentaje de olvido es lamentable en una sociedad que debería saber de sobra que olvidar es de uno de los peores pecados.

Munzer:
A mi se me ponía piel de pollo mientras lo releía, quiere decir que la sangre fluye amigo...

Pablo:
Ud. hizo otro post en su comentario poco puedo agregarle. Gracias.

Saludos y gracias a todos por pasar y comentar,
Rapote

YO, la peor de todas dijo...

Yo dije que León siempre se acuerda de quién realmente lo necesita...
Buenísimo tema, cuánta falta haría hoy el ángel.

Rapote dijo...

VosLaPeor:
Como se dijo mas arriba, quizás su grado de compromiso social llegue al hartazgo de quienes lo quieren ver en su faceta mas artística, pero gracias a ése compromiso -a veces desmedido- mucha gente sale de su ignorancia.

Y no es poca cosa...

Saludos,
Rapote

Nick dijo...

Llego tarde, últimamente llego tarde a todos lados, pero no por eso voy a dejar de pasar.

Sobre este asunto opino lo mismo que lo que escribí sobre el 24, hay que recordarlo todos los días, para no olvidarnos que un día cualquiera un tarado puede venir y arruinar una vida (o varias) de un escopetazo, pero lo más importante es que lo que "el ángel de la bicicleta" hizo ya está hecho, y eso no hay escopeta que lo pueda arruinar.

Cierro con otra frase de León: "Los que aprenden a matar/ Aprenden a morir de a poco".

Rapote dijo...

Es así Nick. La memoria debe funcionar todos los días y no unos pocos.

Lamentablemente -porque hablo de pérdidas como esta- tenemos tantas cosas que recordar que se nos pone difícil el tema...

Un abrazo y gracias por pasar, mas vale tarde que nunca amigo.
Rapote